tiempo

¿Qué dice San Agustín sobre el tiempo?

Normalmente hablar de tiempo, es afirmar que es una magnitud física con la que medimos la duración o separación de acontecimientos, la cual puede ser una respuesta aceptable, pero lo cierto es que en San Agustín el tiempo toma una connotación que realmente vale la pena resaltar. Es común escuchar en algunas personas en este caso creyentes, que Dios por ser creador de todo él mismo creó el tiempo, pero lo cierto es que para Agustín el tiempo se crea junto con Dios, de ahí que él afirme que ningún tiempo es coeterno a Dios.

Podría firmarse que el tiempo son los aquellos que se conocen como pasado, presente y futuro, peor en realidad para San Agustín hablar de esta manera referente al tiempo no es la correcta; él va a decir que porque hablar de “tiempo pasado”, si lo pasado ya no existe, es decir, aquello que sucedió, ya no es, ya no está, por ende no existe; y hablar de futuro seria un adelantarnos al mañana sin tener certeza de; entonces podríamos decir que si el tiempo no es ni pasado ni futuro, es el presente pero el presente no puede ser el tiempo por el hecho de que está dejando de ser.  Otro puede afirmar que el tiempo lo podemos medir con el movimiento de los astros, pero Agustín va a aclarar no es así, puesto que para él mientras haya movimiento de referencias puede medirse de igual manera el tiempo, es decir, no está bien afirmar según Agustín que el tiempo dependa del movimiento de los astros, de ahí que muchas veces la sociedad no hable correctamente al referirse al tiempo, de manera especifica en el mal uso de la palabra “día”, algunos dicen “el día de ayer fue muy frío”, aquí esta persona hace referencia al día como tal, otro puede decir, “aun es de día”, aquí se está haciendo referencia a que un no se ha ocultado el sol (movimiento de los astros), entonces este mal uso de esta palabra tumba la idea que el tiempo dependa de dicho movimiento.

¿Entonces cómo hablar correctamente según Agustín para referirnos al tiempo? Él dirá que el tiempo, aunque no es ni el pasado, ni el presente, ni el futuro, sí esta presente en cada uno de estos, es decir, existe un presente pasado, un presente presente y un presente futuro. El tiempo no es el pasado pero esta presente en él, no es el futuro, pero esta presente en él, es decir, en el pasado el tiempo esta presente representado por imágenes en la memoria, y en el futuro son también imágenes, pero en este caso en la imaginación, y quien realiza este proceso es el alma, de ahí que San Agustín afirme que el tiempo existe, pero en el alma y por ende en ella misma se mide.

 

JHAN CARLOS CAICEDO.  (I de Filosofía)